El último bastión de la clase alta de Las Condes

Home / Historias de vecinos / El último bastión de la clase alta de Las Condes

Las Torres de Bilbao, ubicadas frente al parque intercomunal de La Reina, y donde resido actualmente, corresponden a una de las construcciones más antiguas de Las Condes. En este lugar se emplazó uno de los primeros centros vecinales de la nueva clase alta chilena, por ahí por la década del 60.

Antes de esa fecha, la clase alta residía más al poniente de la Región Metropolitana, pero junto con el traslado de los primeros colegios de élite hacia el oriente, éste fue el primer destino de la clase adinerada de Santiago.

 

La construcción de estas 5 torres, que conforman el conjunto vecinal Bilbao -Duqueco de Las Condes, aún conserva las costumbres de la época, en particular lo referido a la vida de barrio que caracterizó al sector poniente de la capital, por lo que las torres consideraron también en su planta baja locales comerciales, casitas de un ambiente y dependencias subterráneas para otras casitas más económicas. En las dependencias subterráneas hoy se dictan los talleres municipales y se emplaza una estupenda y cálida biblioteca de la comuna con computadores conectados a internet, wifi, diarios y revistas del día y una colección de libros de lujo.

 

El conjunto residencial también cuenta con áreas verdes, juegos para niños y máquinas para hacer ejercicios, como una verdadera plaza propia dentro del conjunto residencial, donde la junta de vecinos local realiza actos en las diferentes fechas emblemáticas del año para agasajar a los cerca de 2500 vecinos que residen en los 600 departamentos que conforman las 5 torres.

 

Aunque muchos antiguos vecinos también se fueron reubicando más al oriente, junto con el desplazamiento de la clase alta
hacia esos sectores, la mayoría de los adultos mayores, que fueron los primeros propietarios, han permanecido en este conjunto residencial por las facilidades que da el entorno para la convivencia, gracias también a la subsistencia de los almacenes y servicios que se ofrecen en los locales de la planta baja. Entre ellos se cuentan actualmente peluquerías, casa del enfermo, costurera, locales de sushi para delivery, taller de bicicleta, de tapices, local de artículos y productos económicos de aseo domiciliario, entre otros.

Sin duda un estupendo conjunto residencial que cualquier otra comunidad de vecinos desearía tener en estos tiempos de tanta soledad e individualismo

 

 

Related Posts

Leave a Comment

Comunidades de vecinos validados